Netflix, Paramount, Mediapro… Los principales productores audiovisuales están desembarcando uno tras otro en Madrid, nueva capital europea de la series gracias al éxito de ficciones españolas como La casa de papel, el gran pelotazo mundial en español.

«Lo habitual era producir dos o tres series al año, y era inimaginable que un estudio como el nuestro produzca 10 al año», reconoce Javier Pons, responsable de The Mediapro Studio, a AFP. Su empresa está preparando una nueva comedia para HBO y tiene varios proyectos con otras plataformas.

La capitalidad de Madrid como centro de producción se consolidó con el desembarco de Netflix: en abril inauguró en Tres Cantos sus primeros estudios europeos, un complejo de 22.000 metros cuadrados con varios platós y unidades de postproducción. Es un proyecto del grupo español Secuoya. Netflix y aquí se rodó parte de la tercera temporada de La casa de papel, la producción no inglesa más vista en la plataforma estadounidense. Ya está utilizando tres estudios de grabación, y a finales de este año espera poder sumar otros dos.

Y esta capitalidad ya tiene su impacto económico. Según la consultora PwC, la producción de series ha permitido aumentar la inversión de 429 millones de euros en el 2015 (con 38 series producidas), a los 655 millones en el 2018 (con 58 series). Según PwC, que pronostica que la producción seguirá creciendo, el número de empleos directos e indirectos podría aumentar de los 10.000 del 2015 a más de 18.000 en los próximos años… Si se mantiene la moderación de sueldos en el sector (bajos comparados con otros países).Además de Netflix, otro de los grandes de Estados Unidos, Viacom (Paramount, MTV…), ya anunció en abril que Madrid se convertirá en uno de sus centros de producción en español. «Hay una clara tendencia de consumo de contenido en español», explica a AFP Laura Abril, directora de Contenido para España y Portugal de Viacom. Y los datos de PwC lo corroboran: para el periodo 2018-2022, predice que las plataformas crecerán más en los países de habla hispana que en EEUU o el Reino Unido.

Publicado por El Periódico