Gala Capital, la firma de capital riesgo pilotada por Carlos Tejera, se hace con el control de Beka Finance, sociedad de valores en la que desembarcó a finales de 2017 con la compra de un 30% a través de una ampliación de capital. Ahora ha acordado la compra de un 44,8% adicional que está en manos de GVC Gaesco. La operación está sujeta a la aprobación de la CNMV y se produce justo después de la incorporación de Enrique García Palacio como director general de GVC Gaesco.

GVC Gaesco está controlada por su presidenta Maria Àngels Vallvé y por su esposo Joan Hortalà i Arau, presidente de la Bolsa de Barcelona. GVC adquirió en 2008 los negocios operativos de Gaesco por unos 55 millones de euros, tras provisionar 40,6 millones de euros debido a las pérdidas de clientes en contratos de derivados OTC (no negociados en mercados oficiales).

Años más tarde, en octubre de 2013, Bankia traspasó a GVC Gaesco su sociedad de valores Bankia Bolsa por 37 millones de euros. Renombrada como Beka Finance a inicios de 2014, la firma registró unas pérdidas el año pasado de 412.000 euros, mientras que la hasta ahora su dueña, GVC Gaesco Beka, sufrió unos números rojos de 1,477 millones de euros.

Beka Finance, aunque mantiene la ficha de sociedad de valores, vendió a su todavía matriz GVC Gaesco el negocio de renta variable institucional y minorista, el departamento de análisis y las áreas de operaciones y sistemas el año pasado. Ahora mantiene su actividad en renta fija, corporate finance y financiación estructurada y ha reducido su plantilla desde los 65 empleados a diciembre de 2015 hasta los actuales 18.

Fuentes conocedoras de GVC Gaesco señalan que la participación en Beka Finance no se considera estratégica, y que el grupo se centrará en desarrollar su negocio.

Publicado por Cinco Días