MENU

16 Agosto, 2016 Comments (0) Views: 57 Portada ES

Las tecnológicas españolas se hacen un hueco en el espacio

Media docena de empresas dan su tecnología para el último proyecto de la Agencia Europea Espacial

La tecnología espacial española es desconocida por el público en general, pero cosecha éxitos. Tras la participación en el proyecto Rosetta para posar una nave en el cometa, llega un nuevo trabajo, el IXV, donde las empresas españolas vuelven a tener un papel importante. El objetivo es probar una tecnología europea para que las naves de la Agencia Espacial Europea (ESA) puedan volver del espacio y tener un aterrizaje controlado.

“Reentrar en la atmósfera es una maniobra muy peligrosa”, explica Diego Rodríguez, director de espacio y defensa de Sener. Esta compañía española, con más de 45 años de experiencia, capitanea un consorcio de empresas de aquí que han ideado el sistema de guiado, navegación y control de la aeronave que saldrá al espacio mañana. Esta nave se elevará hasta 450 kilómetros de altitud para regresar en el mismo día, probando el sistema preparado por más de 40 empresas europeas.

En este consorcio español han estado presentes otras, como GMV o Elecnor. La segunda ha elaborado también, junto con Thales Italia, la principal contratista de IXV, el diseño de la trayectoria y de las especificaciones de la nave. También ha colaborado en el sistema de seguimiento. Por su lado, GMV tuvo un papel importante en el software de la nave y en la seguridad del vehículo. GTD o Rymsa Espacio también han participado.

En el proyecto, que tiene bastantes aplicaciones prácticas, como las de poder traer de vuelta a personas y muestras recogidas, tiene clara presencia española, como ya ha ocurrido en otras misiones espaciales de la ESA. Aunque es un sector pequeño que apenas supone el trabajo de 4.000 personas en España, estas compañías tienen buena imagen en el exterior. “Es un sector muy activo y muy bien reconocido por la ESA”, explica Miguel Ángel Molina, director de desarrollo de negocio y programas aerospace de GMV.

“España está muy bien posicionada”, explica Mariano Sánchez, director de la unidad de sistemas de vuelo de Elecnor Deimos. Rodríguez, de Sener, reconoce que las empresas españolas son poco conocidas, pero que son “líderes” tecnológicamente hablando. Tras una época en la que España no ha aportado dinero a la ESA por la crisis, el relanzamiento de la colaboración con la agencia espacial ofrece nuevas oportunidades para las compañías de aquí. “El año pasado conseguimos mantenernos a duras penas, no ha sido de nuestros mejores años”, explica Molina, quien espera que la tendencia cambie en el futuro. Las tres empresas entrevistadas miran este año, y sobre todo el que viene, cargadas de proyectos.

EXOMARS, EL PRÓXIMO GRAN PROYECTO EUROPEO

La cartera de proyectos para los próximos años en las empresas espaciales españolas es amplia. La principal fecha en el calendario es a comienzos de 2016, cuando se hará el primer envío del programa Exomars. Un proyecto europeo que busca explorar Marte y que contará con la tecnología de la española Elecnor.

También Sener acumula una completa agenda más allá del IXV. La compañía estará presente en misiones como Solar Orbyt, que espera acercar mucho una nave al Sol para estudiar el funcionamiento de sus polos. También el programa Euclyd, que busca conocer más sobre la materia oscura. “Este es uno de los principales proyectos científicos del futuro”, explica Diego Rodríguez, director de espacio y defensa de la compañía.

Además, Sener tendrá un rol fundamental en la tercera generación del satélite Meteosat, aportando su conocimiento a una de las cámaras principales.

Por su lado, GMV tiene su foco puesto en la fase final del proyecto de navegación europeo Galileo, aunque tiene en cartera otros programas como el ATV, que llevará comida y recogerá residuos de la estación espacial internacional, o el lanzamiento de dos satélites completamente españoles: Ingenio y Paz.

Fuente: Cinco Días

Comments are closed.